martes, 1 de septiembre de 2009

But there was a time of expectations

Los amigos de Psychotronic kult video me han hecho una entrevista sobre la película Delirium (mirad la entrada de Delirium antigua o el link a la derecha), que hice con un grupo de gente allá por los albores de la década de los ochenta. Si estáis interesados en algo de mi pasado más oscuro, echadle un ojo en este link:
http://psychotronickultvideo.blogspot.com/2009/09/entrevista-con-antonio-navarro.html
Aprovechando esta coyuntura, me decido a hacer una entrada con recuerdos e imágenes de aquellos tiempos.
La imagen de la carátula del video de Delirium (por cortesía de “un amigo del amigo Jose Antonio Diego” y en versión “Beta” para ser aún más demodé) es calificada por mi en la entrevista como “horriblemente Sanjulianesca”, cuando debería haber dicho “pavorosamente Longaroniana”. De cualquier manera, cerraba un círculo. Al cumplir los veinte, y con gran esfuerzo, estaba yo tratando de dejar mi adicción a los tebeos de Toutain para adentrarme en drogas más duras (hasta llegué a probar la poesía, tal cual, sin dibujos ni nada) y hete aquí que Longarón ilustra la carátula del video de “mi primer largo”. Para más información sobre este video y sus avatares os remito a la entrevista en cuestión.


Algunos snapshots de mi parte de la peli. Las capturas son infames, lo sé, pero es lo que hay…































Otra foto del “Making of”. Espero que algún día me perdone el amigo Raúl García por subirla, pero no he podido contenerme.
Raúl fue uno de los co-directores y, como podéis ver, eventualmente actor de figuración, con veintitantos años menos y otros treintaitantos (¿me quedo corto?) kilos menos.
Me pregunto qué pensará su amigo Eric Goldberg de esta foto. Un abrazo con veintitantosmil kilos de cariño, Raúl.


Para terminar con Delirium: Junto a la entrevista también podéis ver algunas fotos del menda durante el rodaje (tendría, más o menos, unos veinte años) y aquí os pongo estas dos. En una podéis ver al joven cineasta (se sabe que lo es porque lleva un guión bajo el brazo) que iba a comerse el mundo en un periquete y en la otra al idiota en que se convirtió muchos años después. Sólo hay una persona, de las que alguna vez han caído por este blog, que puede decir en qué lugar se hizo la primera foto… si estás ahí, responde.
Observad que los años me han tratado algo mejor que a la cabeza del maniquí. No así a mi fastuosa cabellera.
Realmente las dos fotos no difieren mucho. En el fondo aún me reconozco en aquel chaval, porque las esperanzas de llegar a hacer, algún día, una obra de la que sentirme satisfecho son parecidas. Pero también es cierto que, con los años, esas expectativas han disminuido, como dice el título de mi blog. Debo reconocer que el hecho de no haberme siquiera aproximado a lo satisfactorio en todo este tiempo hace que mis fuerzas flaqueen.




Quiero terminar esta entrada hablando de “Nostalgia de comedia muda”, mi primer corto, hecho unos años antes de Delirium, cuando aún no había cumplido los veinte.
Si habéis leído la entrevista del blog Psychotronic…, os habéis dado cuenta de que he sido muy duro al hablar de la forma de actuar de Javier Reyes durante el rodaje de Delirium. Me temo que la cosa fue tal y como la describo pero, ahora que hablo de “Nostalgia”, quiero ser algo más complaciente con él.
Los títulos me acreditan como director, junto a Javier, pero debo reconocer que el corto fue mucho más obra suya (que ya lo había rodado en super-8 y con actores amateur) que mía. Creo que mi rol se podría definir más como el de su ayudante de dirección y productor. En cualquier caso, lo que viví en ese rodaje me hizo comprender que la mejor profesión que uno puede tener en el mundo es la de cineasta.
Los actores que desinteresadamente acudían al rodaje, fin de semana tras fin de semana (ya que sólo así conseguimos el permiso para rodar en el parque del oeste), se dejaban maquillar como actores de cine mudo y se sometían a torturas que incluían tartazos, explosiones de bombas, caer rodando por laderas, exponerse en ropa interior… fueron la mejor gente con la que nunca he tropezado en lo profesional. Y todos eran primeras figuras. Hasta el maestro Berlanga hizo un papel junto a López Vázquez (que los historiadores digan si ha aparecido como actor en alguna otra película). Recuerdo que el hombre no estaba bien de las piernas y subió las escaleras de cuatro pisos para poder ser maquillado, ya que se había estropeado el ascensor, sin quejarse demasiado. Verónica Forqué, Manuel Galiana, Alfonso del Real (esté donde esté), Paco Algora…. Todos tienen mi cariño eterno.
La peli se distribuyó con la reposición de la Strada de Fellini durante meses y meses. Fui a verla junto a esa obra maestra muchas veces, con los cines a rebosar. Fue una de las experiencias más emocionantes de mi vida. Imaginad las expectativas que pudo albergar aquel chico de 19 años sobre lo que el mundo le iba a deparar (ojo, de nuevo, al título de mi blog)
Las imágenes que cuelgo son las pocas que conservo, extraídas la mayoría de ellas de publicaciones del festival de San Sebastián.





Sorry guys who don’t speak Spanish. Honestly, I’m not quite sure if I’m ever going to translate the stuff in this entry. Anyhow, I’m tired now to do so. Maybe you just need to know that this is about a time when I was young, bad, and did some really weird things…

Intriguing enough? ... Go and get some Spanish classes!



13 comentarios:

Vázquez dijo...

Ay madre
que genialidad todo
que guapeton sales, antes y ahora
aleooppp

Antonio Navarro dijo...

Dinamita siempre al quite para subirle a uno la moral.

Marcos Mateu dijo...

Pues yo lo he entendido bien!
Es curiosa la dimension semivertiginosa de esta entrada, por lo de la distancia enre el hoy y el ayer, digo. Es como un plano de estos de John Frankenheimer en donde colocaba el perfil de un actor a tres milimetros del gran angular, mientras escuchaba al otro que debia estar a tres metros de el pero parecia estar a trescientos. En fin, que la verdad es que visto desde fuera y por lo que se de ti siempre he pensado que has conseguido muchas cosas, aunque, como el nivel de exigencia hacia uno mismo, evidentemente no hay nada.
Un saludo!

Oscar dijo...

¿Que tienes un corto con Berlanga y Jose Luis López Vázquez en él? Rediela. Esa anécdota se puede estirar durante décadas imagino. Cada cosa que descubro de tí es más interesante. Aunque entiendo el regusto amargo de la entrada, si haces la abstracción de verlo desde fuera te darás cuenta de que como background de alguien que en la actualidad está haciendo cosas tan interesantes (me refiero sólo a los proyectos más recientes que conozco) son muy de admirar.

Raúl dijo...

Me uno al estupor general: ¿Berlanga y Jose Luis López Vázquez eran parte del elenco de aquella película? Ja, ja, coincido con los comentarios anteriores en que visto desde fuera, todas estas experiencias (extremadamente peculiares muchas de ellas (;>) son cuanto menos fuera de lo común, y son más de lo que algunos tendremos (yo también he querido ser cineasta desde siempre, y en cambio, no he tenido ni cámara fotográfica hasta hace unos años). Con un título como el de tu blog, es obvio que la insatisfacción personal que sientes hacia lo que querías haber hecho y no hiciste es mayor que en los que nos conformamos con lo (poco y mediocre) que dejamos atrás. Vamos, que cada uno a un nivel, todos estamos y estaremos insatisfechos toda la vida, porque las cosas nunca salen como se desean.

En cualquier caso, personalmente tiendo a pensar que mañana (y mañana pensaré lo mismo) puede ser el ansiado día en que se cumple uno de mis objetivos, que estaré muy satisfecho, y que después, poco a poco me dirigiré hasta otro de esos días, quien sabe cuando será. Independientemente de que haya probabilidades reales para que suceda. Mientras me queden días, no creo que pueda dejar de pensar así, es automático. Y creo que en el fondo tu piensas igual, aunque tu blog se llame como se llama, así que espero con ganas tus próximos proyectos, en el formato que sean.

Un saludo.

JDCanales dijo...

Joder Antonio... ¡¡¡Esto es una salida del armario en toda regla!!!
En fin, que yo creo que ya te lo he dicho más veces, pero insisto, lo verdaderamente importante, más allá de las siempre subjetivas valoraciones,es ir haciendo cosas. Seamos budistas... en eso consiste vivir.
Muchos abrazos!
PD. ¡Hostias! ¡Que pelazo, tío!

Antonio Navarro dijo...

Querido Juan, Siempre he pensado que el fallo de la filosofía Zen es el conformismo. ¿Qué sería de las revoluciones y de las conquistas sociales si aprendiésemos a vivir felizmente con nuestras frustraciones? Por cierto, le tengo que preguntar al amigo Zentner (que sabe de ambas cosas) cómo asumir de forma Zen (-tner) la alopecia.

Antonio Navarro dijo...

Para Marcos un abrazo y gracias.
Para Oscar y Raúl más “añédotas” (que dicen en mi pueblo) de Nostalgia de comedia muda: López Vázquez sólo quiso colaborar si Berlanga lo hacía. Berlanga preguntó cuál era su papel. Cuando les dijimos que eran el ministro del interior despachando por el parque con su secretario, se les encendió la luz roja… cuando les terminamos confesando que Paco Algora era un anarquista que les tira una bomba, sonaron todas las alarmas, pero finalmente no dijeron que no, sólo nos pidieron que no les metiésemos en ningún lío… ¡Gente extraordinaria¡

TERESA VALERO dijo...

Jooooo Antoniooooo, esto sí que es un post para poner en un blog, y no las cosas que hacemos los demás!!! Great, great!!

Y efectivamente, como eres una caja de sorpresas con un equipaje tras de tí a la altura del que tienes por delante, estoy a la espera de que confieses de una vez que eras TÚ, TÚ y no otro, el auténtico quinto Beatle. (A la foto me remito, señores)

Besos prietos.

Lazoworks dijo...

Hola Antonio, primero de todo felicitarte por el blog. Me ha encantado.
Por otro lado decirte que he descubierto Delirium gracias a José de Psychotronic y me ha encantado (aunque eso si, creo que la "Historia de Sara" estropea el conjunto, es demasiado lenta y esa prosa shakesperiana, bufff...).
Tengo un blog donde hago una especie de reseñas (no soy crítico de cine, ni quiero serlo) de las películas que veo, y he decidido hacer una de Delirium.
Simplemente te escribía para preguntarte si te importaría que incluyera alguna de las fotografías que has incluido en este post. Si así fuera dimelo de inmediato y las quitaré enseguida.
Muchas gracias y enhorabuena por tu trabajo.
Saludos.

kraustex dijo...

Las imágenes me parecen de gran belleza, nunca he visto la película, pero desde luego viendo esas fotografías, da ganas de verla, espero pode hacerlo algún día.
Por cierto, Longaron, el mas grande ilustrador español de los últimos 50años tras José Segrelles, que suerte contar con su colaboración!!

Antonio Navarro dijo...

Amigo Francisco: Longarón y Segrelles son dos monstruos de la ilustración. He adorado su trabajo (aún lo hago)durante muchos años. Los calificativos de mis entradas se hacen desde la más absoluta admiración, y desde la ironía.

kraustex dijo...

Sí, lo sé, Antonio.
Por cierto, ahora que me acuerdo, si pones José Segrelles en mí blog podrás ver tres Post de su biografía y una colaboración muy importante con el apoyo del Museo Segrelles de Albaida.
Mi blog es el lugar donde más obra de Segrelles se puede contemplar gracias a la colaboración del museo, sé que te gustará.