sábado, 19 de septiembre de 2009

SAMHAIN N’EST PLUS LE NOM D’UNE NUIT























En la tradición celta, Samhain es la noche del año en la que los seres mágicos se mezclan con los mortales. Durante esa noche, un joven aprendiz de alquimista, enamorado de una ninfa inmortal y, por lo tanto, condenado a verse con ella sólo una noche al año, realiza un conjuro para cambiar la situación. Su torpeza es de tal magnitud que la inmortalidad es barrida del mundo. Como consecuencia, los seres de toda condición que habitaban el mundo subterráneo: los espíritus de los muertos, dioses y semidioses, dragones, trasgos, elfos, orcos, etc. pierden su condición inmortal… ahora deben convivir con los humanos en igualdad de condiciones. En ese universo se desarrolla la acción de la historia. Un mundo ahora llamado Samhain.


In the Celtic tradition, Samhain is the night of the year were the magic creatures blend with the mortals. During this night, a young alchemist’s apprentice, in love with an immortal nymph and, therefore, condemned to see her only one night every year, casts a spell to change the situation. He does it with such clumsiness that he completely erases immortality from the world. For that reason, all the creatures from the underworld: Spirits of the dead, gods and half-gods, dragons, trolls, elfs, orcs, etc. loose their immortality… now they have to live with humans and in the same conditions than humans. This is the world were the story takes place. A world now called Samhain.



martes, 15 de septiembre de 2009

Looking again at my navel

Por seguir con la costumbre de mirarme al ombligo de los últimos posts, aquí os dejo estos dos links. Los blogs de estos dos amigos ya están en la columna de la derecha.
http://ilustradoresehistorietistasespaol.blogspot.com/2009/09/antonio-navarro.html
http://lazoworks.blogspot.com/2009/09/delirium-1983.html

martes, 1 de septiembre de 2009

But there was a time of expectations

Los amigos de Psychotronic kult video me han hecho una entrevista sobre la película Delirium (mirad la entrada de Delirium antigua o el link a la derecha), que hice con un grupo de gente allá por los albores de la década de los ochenta. Si estáis interesados en algo de mi pasado más oscuro, echadle un ojo en este link:
http://psychotronickultvideo.blogspot.com/2009/09/entrevista-con-antonio-navarro.html
Aprovechando esta coyuntura, me decido a hacer una entrada con recuerdos e imágenes de aquellos tiempos.
La imagen de la carátula del video de Delirium (por cortesía de “un amigo del amigo Jose Antonio Diego” y en versión “Beta” para ser aún más demodé) es calificada por mi en la entrevista como “horriblemente Sanjulianesca”, cuando debería haber dicho “pavorosamente Longaroniana”. De cualquier manera, cerraba un círculo. Al cumplir los veinte, y con gran esfuerzo, estaba yo tratando de dejar mi adicción a los tebeos de Toutain para adentrarme en drogas más duras (hasta llegué a probar la poesía, tal cual, sin dibujos ni nada) y hete aquí que Longarón ilustra la carátula del video de “mi primer largo”. Para más información sobre este video y sus avatares os remito a la entrevista en cuestión.


Algunos snapshots de mi parte de la peli. Las capturas son infames, lo sé, pero es lo que hay…































Otra foto del “Making of”. Espero que algún día me perdone el amigo Raúl García por subirla, pero no he podido contenerme.
Raúl fue uno de los co-directores y, como podéis ver, eventualmente actor de figuración, con veintitantos años menos y otros treintaitantos (¿me quedo corto?) kilos menos.
Me pregunto qué pensará su amigo Eric Goldberg de esta foto. Un abrazo con veintitantosmil kilos de cariño, Raúl.


Para terminar con Delirium: Junto a la entrevista también podéis ver algunas fotos del menda durante el rodaje (tendría, más o menos, unos veinte años) y aquí os pongo estas dos. En una podéis ver al joven cineasta (se sabe que lo es porque lleva un guión bajo el brazo) que iba a comerse el mundo en un periquete y en la otra al idiota en que se convirtió muchos años después. Sólo hay una persona, de las que alguna vez han caído por este blog, que puede decir en qué lugar se hizo la primera foto… si estás ahí, responde.
Observad que los años me han tratado algo mejor que a la cabeza del maniquí. No así a mi fastuosa cabellera.
Realmente las dos fotos no difieren mucho. En el fondo aún me reconozco en aquel chaval, porque las esperanzas de llegar a hacer, algún día, una obra de la que sentirme satisfecho son parecidas. Pero también es cierto que, con los años, esas expectativas han disminuido, como dice el título de mi blog. Debo reconocer que el hecho de no haberme siquiera aproximado a lo satisfactorio en todo este tiempo hace que mis fuerzas flaqueen.




Quiero terminar esta entrada hablando de “Nostalgia de comedia muda”, mi primer corto, hecho unos años antes de Delirium, cuando aún no había cumplido los veinte.
Si habéis leído la entrevista del blog Psychotronic…, os habéis dado cuenta de que he sido muy duro al hablar de la forma de actuar de Javier Reyes durante el rodaje de Delirium. Me temo que la cosa fue tal y como la describo pero, ahora que hablo de “Nostalgia”, quiero ser algo más complaciente con él.
Los títulos me acreditan como director, junto a Javier, pero debo reconocer que el corto fue mucho más obra suya (que ya lo había rodado en super-8 y con actores amateur) que mía. Creo que mi rol se podría definir más como el de su ayudante de dirección y productor. En cualquier caso, lo que viví en ese rodaje me hizo comprender que la mejor profesión que uno puede tener en el mundo es la de cineasta.
Los actores que desinteresadamente acudían al rodaje, fin de semana tras fin de semana (ya que sólo así conseguimos el permiso para rodar en el parque del oeste), se dejaban maquillar como actores de cine mudo y se sometían a torturas que incluían tartazos, explosiones de bombas, caer rodando por laderas, exponerse en ropa interior… fueron la mejor gente con la que nunca he tropezado en lo profesional. Y todos eran primeras figuras. Hasta el maestro Berlanga hizo un papel junto a López Vázquez (que los historiadores digan si ha aparecido como actor en alguna otra película). Recuerdo que el hombre no estaba bien de las piernas y subió las escaleras de cuatro pisos para poder ser maquillado, ya que se había estropeado el ascensor, sin quejarse demasiado. Verónica Forqué, Manuel Galiana, Alfonso del Real (esté donde esté), Paco Algora…. Todos tienen mi cariño eterno.
La peli se distribuyó con la reposición de la Strada de Fellini durante meses y meses. Fui a verla junto a esa obra maestra muchas veces, con los cines a rebosar. Fue una de las experiencias más emocionantes de mi vida. Imaginad las expectativas que pudo albergar aquel chico de 19 años sobre lo que el mundo le iba a deparar (ojo, de nuevo, al título de mi blog)
Las imágenes que cuelgo son las pocas que conservo, extraídas la mayoría de ellas de publicaciones del festival de San Sebastián.





Sorry guys who don’t speak Spanish. Honestly, I’m not quite sure if I’m ever going to translate the stuff in this entry. Anyhow, I’m tired now to do so. Maybe you just need to know that this is about a time when I was young, bad, and did some really weird things…

Intriguing enough? ... Go and get some Spanish classes!